¿Por qué permite Dios el dolor y el sufrimiento?

Dios dolor sufrimiento

Solemos siempre decirnos ¿por qué me pasa esto a mí? ¿Dónde está Dios en estos momentos?

Tal vez hoy puedas entender un poco...


¿Realmente hay un Dios? ¿Por qué permite Dios el dolor y el sufrimiento ¿Tengo un propósito en la vida? ¿Puedo confiar en lo que dice la Biblia?

Todas estas son preguntas que alguna vez nos hemos hecho, pero la realidad es que no todas ellas tienen una respuesta en blanco y negro. Y a pesar de que es muy fácil para mí tirar la frase: “¡Porque Dios es soberano!” Eso no va a resonar con la mayoría de las personas que se encuentran atrapados en una situación difícil y dolorosa, sin importar que es la verdad.

¿Por qué permite Dios el dolor y el sufrimiento?

  1. Para que puedas entender y reconocer dónde encontrar comodidad. ¡Sus brazos son tu lugar de descanso!
  2. Porque incluso el mismo Jesús lloró y sufrió. Es casi como si Él te estuviera diciendo: “Puedes llorar también”
  3. Para que su consuelo y paz puedan ser exhibidos en tiempos de necesidad. Él siempre está listo para abrazarte.
  4. Para que tu fe te sea útil. Confía en Él durante el dolor y pruebas. ¡Su consuelo y paz no dejarán que te equivoques!
  5. Para que puedas sentirte humano, y participar en la alegría de apoyarse mutuamente. Mantenernos juntos y llorar con los demás.

Entiendo que esto podría no ser la respuesta que estás buscando, pero déjame poner un poco más de luz sobre la situación.

El año pasado, mi abuelo falleció en un accidente de tráfico anormal. Y aunque yo todavía no entiendo por qué Dios permitió que esta circunstancia se produzca, encuentro consuelo en Él. ¿Tiene sentido? Yo no podría entender nunca por qué Dios permitió que a mi abuelo le pasara esto, pero siempre sabré encontrar consuelo en Él cuando cosas como estas sucedan. ¡JESÚS!

Al final del día, el funeral de mi abuelo fue considerado como una celebración. No a causa de su muerte, sino porque está siendo consolado en los brazos de su Padre celestial. Y aunque era difícil ver a mi abuela sollozar sobre su ataúd, la alegría y la paz que había, sabiendo que mi abuelo estaba en los brazos de su Salvador, era algo por lo que todos nosotros estábamos asombrados. Ella no podía entender todo lo que ocurrió, pero ella sabe que mi abuelo es ahora perfecto, sin mancha, y se cubre con amor eterno.

¿Estás sufriendo?

  • ¿Un ser querido está lejos?
  • ¿Tienes una deuda financiera o problemas?
  • ¿Tu matrimonio anda mal?
  • ¿Tus hijos se rebelan contra ti?
  • ¿Estás enfermo y cansado de estar enfermo y cansado?
  • ¿Alguien te mintió, engañó o robó?
  • ¿Tus calificaciones no son lo que se supone que debieran ser?
  • ¿Has detectado que estás teniendo dificultad con la depresión o la ansiedad?

Cualquiera que sea tu situación, quiero decirte que lo siento mucho. Quiero que sepas que estoy personalmente orando por ti, aunque yo nunca te he conocido en persona. Y necesito que sepas que aunque puede que nunca entiendas por qué ciertas cosas suceden o han sucedido, siempre sabrás a QUIÉN (Jesús) acudir cuando estés en necesidad.

Así que, para responder a la pregunta: ¿Por qué Dios permite el dolor y el sufrimiento?

Sinceramente, no lo sé. No sé por qué mi abuelo falleció. No sé por qué la bebé de nuestros amigos está luchando contra el cáncer. Y yo no sé por qué tuve que lidiar con una depresión severa hace 5 años. Pero sí sé que Él ofrece la única solución verdadera para que encuentres la paz y la comodidad. Nadie más te puede ofrecer eso. Con toda honestidad, no creo que la vida sería tan satisfactoria si todo hubiera ido exactamente de la manera que queríamos. Simplemente no tendría sentido.

  • Mateo 5: 4 — Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
  • Mateo 11:28 — Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
  • 2 Corintios 1: 4 — el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.

En tus pruebas, mira a Dios. En tu sufrimiento, mira a Dios. En tu dolor, mira a Dios. Él te traerá la paz eterna en un mundo que sólo ofrece lo temporal.

— Jarrid Wilson


Artículo escrito originalmente en inglés por Jarrid Wilson y publicado en su página web.


Gracias por leer. Déjame un mensaje por si las dudas 😉