Rut 2

Rut John Piper John MacArthur Jonathan Domingo cristianismo

Este capítulo es donde Noemí empieza a reconocer la «dulce providencia» de Dios para con ella y Rut.

Booz entra en la historia. Vemos a un hombre saturado de Dios, quien saluda a sus trabajadores: «Jehová sea con vosotros», un hombre a quien aman sus empleados: «Jehová te bendiga» — le responden. Solo con esto vemos que Booz era un hombre de Dios.

Rut, por otro lado, muestra la iniciativa de cumplir el compromiso con Noemi, es una mujer de palabra y de acción. En humildad va hacia los campos de trigo para poder sustentarse a sí misma y a Noemí, trabajando diligentemente de la mañana hasta la noche. Una mujer admirable a la vista de todos.

La palabra dice que Booz preguntó por ella a su mayordomo tal vez habría visto su esfuerzo al trabajar y eso le habría llamado la atención, tal vez era una mujer hermosa, no lo sabemos, lo que sí sabemos es que el designio de Dios que Rut cayera en los campos de Booz y este ve por Rut y por Noemí, provee para ellas lo que ellas necesitan: alimento, por cuanto la deja espigar en su campo y manda que incluso dejen caer gavillas para que las recoja, protección, por cuanto pide a sus criados que no la molesten, y también provee para su sed, ya que estaría trabajando todo el día, todos los días, hasta el fin de la cosecha.

Booz y Rut son el claro ejemplo de masculinidad y feminidad.

Booz un hombre que provee, como el de Cantares 2:3, que provee lo que necesita su amada.

Como el manzano entre los árboles del bosque,

así es mi amado entre los jóvenes.

A su sombra placentera me he sentado,

y su fruto es dulce a mi paladar.

—Cantares 2:3

Rut, una mujer de iniciativa, trabajadora, de palabra, humilde, confiada en Dios. (Proverbios 31:14–18, 25–26)

Fuerza y honor son su vestidura;

Y se ríe de lo por venir.

Abre su boca con sabiduría,

Y la ley de clemencia está en su lengua.

—Proverbios 31:25–26

Y sabemos que Dios está guiando todo esto, Dios es quien mueve a Booz a amor y misericordia, como Él mismo hace con nosotros.

Rut se inclinó hacia la tierra, se postró sobre su rostro y exclamó:

— ¿Cómo es que le he caído tan bien a usted, hasta el punto de fijarse en mí, siendo sólo una extranjera?

— Ya me han contado — le respondió Booz — todo lo que has hecho por tu suegra desde que murió tu esposo; cómo dejaste padre y madre, y la tierra donde naciste, y viniste a vivir con un pueblo que antes no conocías. ¡Que el Señor te recompense por lo que has hecho! Que el Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte, te lo pague con creces.

— ¡Ojalá siga yo siendo de su agrado, mi señor! — contestó ella — . Usted me ha consolado y me ha hablado con cariño, aunque ni siquiera soy como una de sus servidoras.

— Rut 2:10–13

Rut muestra su humildad la reconocer que era una extranjera que no merecía nada, mas Booz ora por ella pidiendo a Dios que la recompense.

Ahora, estas palabras “recompensa” y “remuneración” que dice Booz, no quieren decir que Rut ha hecho algo y que por eso Dios tiene que premiarla, ni mucho menos que alcancemos el favor de Dios mediante las obras. Sino que es la imagen de Dios como un águila protectora bajo cuyas alas Rut ha venido a refugiarse como un aguilucho en peligro.

Entonces la “recompensa” y “remuneración” son muestras de la misericordia de Dios hacia ella porque ha venido a Él, como cuando nosotros, indignos, no merecedores de nada, vamos al Padre, totalmente humillados, arrepentidos y confiando en su perdón.

El nombre del Señor está en juego, el ha dicho «Vengan a mi los cansados y agobiados y yo los haré descansar», «Yo lo haré por amor de mi nombre». No es el valor que nosotros tengamos para así recibir las bendiciones de Dios, sino que es el valor del nombre de Dios la fuente de nuestra esperanza. Lo que nos mueve hacia Él es su obra en nosotros.

Piper dice «Rut encontró favor con Dios al refugiarse bajo sus alas como una moabita indigna. Y ella estaba actuando en la fuerza de ese favor».

Y así es, al final es Dios quien mueve todos los hilos 😌.


Continúa en el Capítulo 3


Gracias por leer. Déjame un mensaje por si las dudas 😉