We are the champions!

Mark Cahill evangelismo

Estoy leyendo el libro Lo único que no podrás hacer en el cielo de Mark Cahill recomendado por mi amigo Isra Marin (aquí pueden escuchar su música, muy recomendada!), ya que, en la iglesia a la que asisto, estamos saliendo a predicar.

El punto es que hace algún tiempo estaba con esta presión (de predicar), pero tenía cierto temor al rechazo y hasta al qué dirán, las personas que me rodean, sobre mí. Y yo sé que es nuestro deber y, hasta podríamos verlo como, una obligación, pero eso suena muy feo como si tuvieras que hacer algo que no quieres. ¡Es mas bien una oportunidad!

Cristo dijo:

Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos.

— Mateo 28:19–20

Y eso para mí bastaba para que sea un peso suficiente sobre mis hombros.

Al principio era algo como “no tengo el llamado” para esto, pero solo era una excusa, ya que todos estamos llamados a llevar el evangelio, al menos en el texto no se aprecia un “solo a los que tienen el llamado”. Sería algo tonto. Cristo mandó a todos a realizar la locura de la predicación! Es por eso que este libro que animó mucho!

66%

¿Qué puede ocurrir cuándo le predicas a alguien? ¿qué situación se puede presentar? Son 3 situaciones las que se presentan una vez tu le hablas del evangelio a alguien, estas son:

  1. Aceptación del Evangelio.
  2. Le interesa pero no acepta del todo, la Semilla es plantada.
  3. Rechazo total.

Examinando estas 3 situaciones vemos que 2 de ellas nos hacen ganadores! Por lo tanto, si predicamos existe un 66% a nuestro favor, más del 50% a nuestro favor!! a por ellos!!

Me animé tanto al saber esto!! “Wow!!” dije, pase lo que pase, solo el 33% podría rechazarme, y yo que pensaba que todos!!! xD la mayoría escuchará lo que digo, todo está bien! … pero no sabía lo que me esperaba…

Oh! Sorpresa!

Continué leyendo y boom!!

Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. — 1 Pedro 4:14

Aún cuando somos rechazados somos bienaventurados,y aún hay más!

Qué bendiciones les esperan cuando la gente los odie y los excluya, cuando se burlen de ustedes y los maldigan, como si fueran gente maligna, porque siguen al Hijo del Hombre. Cuando les suceda eso, pónganse contentos. ¡Sí, salten de alegría, porque les espera una gran recompensa en el cielo! Y recuerden que los antepasados de ellos trataron a los antiguos profetas de la misma manera. — Lucas 6:22–23

Bendiciones nos esperan! alegrémonos!! acaso no nos gustaría la gran recompensa en el cielo?? jajaja (me río de alegría) Claro que sí! 😭

El Señor nos ha dado todas las de ganar! es tan maravilloso! No importa cuál sea la situación que enfrentemos o qué inconvenientes se presenten “saltemos de alegría”!!

Esa alegría que llena mi corazón, ya no tengo miedo ni temor, ni siquiera nervios por no saber qué decir, ¿acaso Dios no está conmigo? y contigo también! anímate! Es cierto, algunos no nacemos “con el llamado” a predicar, pero esa no es excusa, si no nace se hace y eso es lo que debemos hacer! formar un hábito en nosotros, mientras más lo practiquemos más natural será.

Sé la voz del que clama en el desierto «Preparen el camino del Señor, endereza el sendero para nuestro Dios!»


Gracias por leer. Déjame un mensaje por si las dudas 😉