De qué se trata el Adviento

Adviento

Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. — Marcos 10:45

La Navidad es acerca de la venida de Cristo al mundo. Se trata del Hijo de Dios, que existió eternamente con el Padre como "el resplandor de su gloria [de Dios] y la expresión exacta de su naturaleza", asumiendo la naturaleza humana y haciéndose hombre (Hebreos 1:3).

Se trata del nacimiento virginal de un niño concebido milagrosamente por el Espíritu Santo para que sea el Hijo de Dios, no como tú y yo somos hijos de Dios, sino de una manera totalmente única (Lucas 1:35).

Se trata de la venida de un hombre llamado Jesús en el que "toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente" (Colosenses 2:9).

Se trata de la llegada de la "plenitud de los tiempos" que habían profetizado los profetas de antaño, que un gobernante nacería en Belén (Miqueas 5:2); y nacería un niño llamado Consejero Maravilloso, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Isaías 9:6); y vendría un Mesías, un ungido, un brote del tronco de Isaí, un Hijo de David, un Rey (Isaías 11:1-4; Zacarías 9:9).

Y, según Marcos 10:45, la Navidad es la venida del Hijo del Hombre que "no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos". Estas palabras en Marcos 10:45, como una breve expresión de la Navidad, son lo que espero que Dios fije en su mente y corazón este Adviento.

Abre tu corazón para recibir el mejor regalo imaginable: Jesús dándose a sí mismo para morir por ti y para servirte por el resto de la eternidad. Recibe esto. Aléjate de la auto-ayuda y del pecado. Háganse como niños pequeños. Confía en él. Confía en él. Confía en él con tu vida.


Sigue las lecturas aquí 👉 El amanecer de la alegría indestructible: Lecturas diarias para el Adviento


Imagen por unsplash-logoWaldemar Brandt