La Navidad es para la libertad

devocional navidad adviento John Piper

Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.
— Hebreos 2:14-15

Jesús se hizo hombre porque lo que se necesitaba era la muerte de un hombre que fuera más que un hombre. La encarnación fue el encierro de Dios en el corredor de la muerte.

Cristo no se arriesgó a morir. La abrazó. Precisamente por eso vino: no para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos (Marcos 10:45).

No es de extrañar que Satanás tratara de apartar a Jesús de la cruz! La cruz fue la destrucción de Satanás. ¿Cómo lo destruyó Jesús?

El "poder de la muerte" es la capacidad de hacer que la muerte sea temerosa. El "poder de la muerte" es el poder que mantiene a los hombres en esclavitud a través del miedo a la muerte. Es el poder de mantener a los hombres en pecado, para que la muerte venga como algo horrible.

Pero Jesús despojó a Satanás de este poder. Lo desarmó. Él moldeó una coraza de justicia para nosotros que nos hace inmunes a la condenación del diablo.

Por su muerte, Jesús borró todos nuestros pecados. Y una persona sin pecado saca a Satanás del negocio. Su traición ha sido abortada. Su traición cósmica ha sido frustrada. "Su rabia la podemos soportar, porque su perdición es segura." La cruz lo ha atravesado. Y él se quedará sin aliento en poco tiempo.

La Navidad es para la libertad. Libertad del miedo a la muerte.

Jesús tomó nuestra naturaleza en Belén, para morir nuestra muerte en Jerusalén, a fin de que pudiéramos ser valientes en nuestra ciudad. Sí, sin miedo. Porque si la mayor amenaza a mi alegría se ha ido, ¿por qué debería preocuparme por los pequeños? ¿Cómo puedes decir: "Bueno, no tengo miedo de morir, pero tengo miedo de perder mi trabajo"? No. No. ¡Piensa!

Si la muerte (dije, muerte —no hay pulso, frío, se ha ido!)— si la muerte ya no es un miedo, somos libres, realmente libres. Libre para tomar cualquier riesgo bajo el sol por Cristo y por amor. No más esclavitud a la ansiedad.

Si el Hijo te ha liberado, serás libre, en verdad.


December 19 — Good news of great joy: Daily readings for Advent — John Piper


Sigue las lecturas aquí 👉 Buenas nuevas de gran gozo: Lecturas diarias para el Adviento


Gracias por leer. Déjame un mensaje por si las dudas 😉