Lee más la biblia este año

biblia

Muchos cristianos quieren pero no desean leer la Biblia, prefieren leer las noticias, estar en las redes sociales o, simplemente, hacer otras cosas porque leer la Bilbia es aburrido. Entonces, ¿qué pueden hacer?

Muchos piensan que la solución está en esforzarse más, comprometerse a una hora determinada todos los días o pedir que se rindan cuentas. Estas cosas pueden ayudar, pero por sí mismas, pierden el camino principal que Dios quiere para motivarnos. Santiago 2:17 dice que "la fe por sí misma, si no tiene obras, está muerta". Así que cuando me faltan buenas obras, como leer la Biblia, mi problema no es principalmente la pereza o la falta de disciplina. Mi problema es la falta de fe. No confío en lo que Dios ha prometido acerca de su palabra.

Así que aquí va una lista de lo que Dios promete hacer por nosotros a través de las Escrituras. Te animo a orar sobre estas promesas por unos minutos cada día, pidiéndole a Dios que use estas promesas para fortalecer tu fe y cambiar tu corazón.

Cuatro grandes promesas

Si realmente has luchado para leer la Biblia mucho, tómate un tiempo a solas con Dios a principios de este año. Pídele que fortalezca tu fe en lo que dice de Su palabra. Y luego piensa y ora por promesas como estas.

1. La palabra de Dios revivirá tu alma.

La ley del Señor es perfecta, que restaura el alma (Salmo 19:7)

La obra de Dios que salva el corazón fluye a través de la tubería de su palabra. Así que, no importa cuán poco espiritual te sientas, cuando leas en oración la Palabra de Dios, con el tiempo experimentarás que Dios cambia tu corazón. Cuando tu corazón se sienta aburrido y la lectura de la Biblia parezca aburrida, recuerda que su palabra revive el alma.

2. La palabra de Dios iluminará tu camino.

Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino. (Salmo 119:105)

Debido al pecado y a las mentiras de Satanás, nuestro camino es oscuro. No podemos ver las curvas cerradas, las caídas pronunciadas o los pozos de arena movediza. Pero Dios promete que leer su palabra es como encender una linterna en un camino oscuro. Su voz nos muestra cosas que no podemos ver, y nos lleva por donde caminar. Cuando el futuro no esté claro y no sepas qué hacer a continuación, recuerda que su palabra ilumina nuestros caminos.

3. La palabra de Dios te librará del pecado.

Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. (Juan 8:31-32)

Nuestros pecados son como cadenas individuales envueltas alrededor de nosotros y cerradas. En nosotros mismos, somos impotentes contra ellos. Pero Jesús promete que cuando permanezcamos en su palabra, orando sobre ella y meditando en ella, las cerraduras se abrirán y las cadenas se caerán. Cuando caigas de nuevo en un viejo patrón de pecado o descubras un pecado acosador que estaba escondido en tu corazón, recuerda que su palabra puede liberarte.

4. La palabra de Dios fortalecerá su fe.

Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo. (Romanos 10:17)

Con demasiada frecuencia nuestra fe se siente como un neumático desinflado, pero Dios promete usar su palabra para llenarnos de fe. Esto significa que leer la palabra de Dios es como poner una bomba a la llanta y bombear aire. No será plano por mucho tiempo. Cuando su relación con Dios se siente plana o parece estar lejos, recuerde que su palabra fortalece y nutre nuestra fe.

Cómo empezar

Ore por estas promesas (y por docenas de otras). Pídele a Dios que te ayude a ver su verdad, creer su verdad y sentir su verdad. Él cambiará tu corazón para que la lectura de la Palabra de Dios ya no sea algo que tengas que hacer, sino algo que quieras hacer.

Una vez que haya anclado su corazón con promesas de Dios, aquí hay algunas sugerencias simples para ayudarte a comenzar a leer la Biblia más.

  1. Elije un momento estratégico. Hay sabiduría en comenzar el día en la palabra de Dios, para que puedas dirigirte al día con vida, luz, poder y fe.
  2. Elije un lugar tranquilo y sin distracciones.
  3. Usa una versión bastante literal de la Biblia como la Reina Valera (RVR) o La Biblia de las Américas (LBLA).
  4. Usa un plan de lectura bíblica que le dirá qué leer todos los días y le guiará a través de toda la Biblia sistemáticamente. (puedes seguir el plan cronológico que es mi preferido ❤️ o el célebre plan de Robert Murray M’Cheyne)
  5. Empieza por pedirle a Dios que incline tu corazón a su palabra (Salmo 119:36), y que abra tus ojos para ver su gloria (Salmo 119:18).
  6. Espera que Dios te muestre su gloria, te convenza de pecado, te enseñe su verdad, te satisfaga con su presencia, te llene de adoración, te llame a la obediencia, te asegure de su amor.
  7. Cuando termines el día, agradécele por lo que te dio a través de su palabra, y piensa en compartir lo que recibiste con otra persona.

Obtén todo lo que puedas

Puede que ya estés leyendo la palabra de Dios consistentemente. Pero tal vez usted podría recibir aún más de la Palabra de Dios al pasar aún más tiempo en la Palabra de Dios. El rey David dice esto sobre las palabras de Dios: "deseables más que el oro; sí, más que mucho oro fino, más dulces que la miel y que el destilar del panal." (Salmo 19:10).

Mucho oro fino valdría millones de dólares, y la miel es deliciosamente satisfactoria. Imagina tener un libro que, ¡cuanto más leas, más oro y miel recibirás! Piénsalo: cada diez minutos extra de lectura vale más de lo que el dinero puede comprar y sabe más dulce que los mejores postres. ¡Qué libro tan asombroso! Querrás leerlo todo lo que puedas.

Pero la Biblia es aún mejor que ese libro, porque cuanto más lees la Biblia, más recibes de Dios mismo — y Dios es infinitamente más valioso que el oro, y mucho más satisfactorio que la miel.

Así que, piensa en cómo has pasado tu tiempo durante el último año. ¿Hay cambios de horario que puedes hacer, o pues evitar perder el tiempo en otras cosas, para que puedas leer más de la Palabra de Dios? No te engañes a ti mismo. La palabra de Dios da más valor que el oro o el Amazonas, y más satisfacción que la miel o lo que sean tus antojos. Obtén todo lo que puedas este año 💪.


Adaptación del artículo original en inglés Read the Bible More This Year escrito por Steve Fuller.


Gracias por leer. Déjame tus comentarios 👇
Encuéntrame en Twitter.