¿Por qué el Hijo del Hombre?

Y le dijo: En verdad, en verdad os digo que veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del Hombre. — Juan 1:51

¿Por qué se llama a Jesús el Hijo del Hombre en el versículo 51 y en otros lugares de los Evangelios? Todo tiene que ver con el Adviento.

No es simplemente porque sea humano. Es porque la figura de un "hijo de hombre" en Daniel 7:13 es humana y mucho más que humana. Esta era la designación favorita de Jesús para sí mismo: Hijo del Hombre. Se usa más de ochenta veces en los Evangelios, y sólo Jesús lo usa para referirse a sí mismo.

Obtuvo el título "Hijo del Hombre" de Daniel 7:13-14:

Seguí mirando en las visiones nocturnas,
y he aquí, con las nubes del cielo
venía uno como un Hijo de Hombre,
que se dirigió al Anciano de Días
y fue presentado ante Él.
Y le fue dado dominio,
gloria y reino,
para que todos los pueblos, naciones y lenguas
le sirvieran.
Su dominio es un dominio eterno
que nunca pasará,
y su reino uno
que no será destruido.

Este es el lenguaje de la realeza y la gloria y la soberanía (Juan 3:13; 5:27; 6:62). Pero tiene un sonido diferente al de los títulos Hijo de Dios y Rey de Israel. Suena más humilde y ordinario. Así que cuando lo usó, sus reclamos de realeza, gloria y soberanía no sonaban tan abiertamente. Sólo aquellos que tenían oídos para oír se abrieron paso hasta el significado exaltado del término Hijo del Hombre cuando Jesús lo usó.

Así que esta vez no fueron los líderes judíos quienes usaron el título para llevarlo a la cruz. Jesús mismo lo usó de esa manera. El versículo clave es Juan 3:14-15: "Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que sea levantado el Hijo del Hombre, para que todo aquel que cree, tenga en Él vida eterna".

Hijo del Hombre

Así que podrías decir que la gloria más grande que Natanael, o tú y yo, veríamos es la gloria del Hijo del Hombre, el Señor del cielo, cuyo dominio es un dominio eterno, levantado en una cruz para morir por los pecadores.

Así que cuando lo vean en este tiempo de Adviento como Hijo de Dios y como Rey de Israel e Hijo del Hombre, asegúrense de que lo vean muriendo para darles vida eterna y, por tanto, véanlo como algo glorioso.


Sigue las lecturas aquí 👉 El amanecer de la alegría indestructible: Lecturas diarias para el Adviento


Imagen por fullofeyes

Comments