Recibe su reconciliación

Recibe su reconciliación

Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación.
— Romanos 5:11

¿Cómo recibimos prácticamente la reconciliación y nos regocijamos en Dios? Respuesta: Por medio de Jesucristo. Lo que significa, por lo menos en parte, hacer del retrato de Jesús en la Biblia —la obra y las palabras de Jesús retratadas en el Nuevo Testamento— el contenido esencial de su regocijo en Dios. El regocijo sin el contenido de Cristo no honra a Cristo.

En 2 Corintios 4:4-6, Pablo describe la conversión de dos maneras. En el versículo 4 dice que es ver "la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios". Y en el verso 6 dice que es ver "la gloria de Dios en la faz de Jesucristo". En cualquier caso, puedes ver el punto. Tenemos a Cristo, la imagen de Dios, y tenemos a Dios en el rostro de Cristo.

Prácticamente, para regocijarse en Dios, uno tiene que regocijarse en lo que ve y conoce de Dios en el retrato de Jesucristo. Y esto viene a su más plena experiencia cuando el amor de Dios es derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo (Romanos 5:5).

No sólo Dios compró nuestra reconciliación por medio de la muerte de nuestro Señor Jesucristo (Romanos 5:10), y no sólo nos capacitó para recibir esta reconciliación por medio de nuestro Señor Jesucristo, sino que aun ahora nos regocijamos en el mismo Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Jesús compró nuestra reconciliación. Jesús nos permitió recibir la reconciliación y abrir el regalo. Y Jesús mismo brilla desde la envoltura —el indescriptible regalo— como Dios en carne, y suscita todo nuestro regocijo en Dios.

Mira a Jesús esta Navidad. Recibe la reconciliación que él compró. No la pongas en la estantería sin abrir. Y no la abras y la conviertas en un medio para todos tus otros placeres. Ábrela y disfruta del regalo. Regocíjate en él. Hazlo tu placer. Hazlo tu tesoro.


Sigue las lecturas aquí 👉 El amanecer de la alegría indestructible: Lecturas diarias para el Adviento


Imagen por unsplash-logoAdrien King